Equipos de limpieza con agua a presión RIDGID

A medida que los diámetros y longitudes de limpieza y desatasco se incrementan, es necesario el uso de máquinas basadas en agua a presión. Una bomba propulsada por un motor eléctrico o de gasolina, en sus diferentes potencias ofrece combinaciones de presión y caudal suficientes para limpiar de forma efectiva tuberías de diámetros de hasta 300 mm. Todas las máquinas de limpieza y desatasco RIDGID se montan sobre un soporte con ruedas para su fácil transporte y desplazamiento hasta el punto de trabajo.

Limpiadora eléctrica de agua a presión KJ-1590 II

Máquina de limpieza de tuberías y desagües mediante agua a presión. Rango de trabajo en diámetros desde 32 mm hasta 150 mm, con manguera altamente flexible y bomba que proporciona hasta 80 bares y16 litros por minuto. Su motor eléctrico es de 2.2 KW y cuenta con protector contra descargas. Manguera de 20 m y conexión de 1/4".

Limpiadora a presión KJ-3100 con motor de gasolina

Máquina de limpieza y desatasco mediante la impulsión de agua a presión. Ideal para trabajos desde 50 mm hasta 250 mm, con manguera de 60 m de longitud, por la que la bomba impulsada por un motor de gasolina de 16 HP, arroja un caudal de 21 litros/minuto a una presión máxima de 205 bares.

Limpiadora de desagües con agua a presión KJ-2200

Máquina de limpieza y desatasco de tuberías mediante la impulsión de agua a presión. Rango de diámetro desde 32 mm hasta 150 mm, bomba de 150 bares y 10 litros por minuto, impulsada por un motor de gasolina de 6,5 HP.


Equipos y herramientas RIDGID